Por Germán, hace 11 años

10 años sin Enrique Urquijo

Ayer se cumplieron 10 años de la muerte de Enrique Urquijo, fundador de Los Secretos, uno de mis grupos de siempre. Y creo que un blog de música como este debe al menos dedicarles unas líneas. Aunque seguramente, siempre me ha ocurrido, recibiré alguna crítica o la incomprensión de quien me lee (como mi amigo Efrén), bueno no me preocupa siempre fui un perdedor, como Los Secretos.

Nacidos durante la llamada Movida de los 80, aunque repudiados por esta, nunca fueron punks, ni psicodélicos, fueron despreciados e insultados por mostrar con valentía sus sentimientos, sin tapujos. En cambio ahora los modernos de turno los siguen despreciando por «antiguos». Acusados de llorones y de hacer un pop babosos, confundiendo la imagen exterior con la realidad de unas letras repletas de angustias nocturnas, desencuentros y relaciones frustradas.

Los Secretos

Los Secretos me acompañaron aquellos años, en los que empezaba a descubrir y saborear la música, en un lugar preferente entre todos los grupos que empezaba a oír, pero aún hoy, sus primeros discos me parecen de lo mejor. Pop en estado puro.

Canciones certeras, repletas de estribillos y melodías que se te adhieren. De fácil absorción y asimilación, pero que no cansan, no saturan y te atrapan. Es pop, pop por la cara, sin grandes ambiciones ni comeduras de tarro, pero es perfecto. Con un sonido limpio donde todo suena donde debe sonar.

A mi me llegan y me siguen llenando después de 30 años.

Y ahora un poco de música, tanto si los has escuchado, como si no, pasa de prejuicios y escúchalos, a lo mejor te sorprenden:

Uno de los primeros conciertos de Los Secretos (cuando aun se llamaban Tos), 9 febrero de 1980, Escuela de Caminos de Madrid, homenaje a Canito, batería de Los Secretos fallecido en accidente de tráfico la Nochevieja de 1979.

No supe que decir (1981), de su primer disco Los Secretos

Y un clásico entre los clásicos, Buena Chica (1987).

2 comentarios

Gravatar #1. Efrén
hace 11 años

Bueno Germán, como le decían a Jack Lemmon en esa gran película de Billy Wilder: «Nadie es perfecto».
Y por cierto, «Tos» como nombre molaba mucho más...

Gravatar #2. Germán
hace 11 años

La verdad es que el nombre de «Tos» molaba mucho más, ahí tienes toda la razón

Escribir un comentario

Si quieres añadir tu comentario a esta entrada, simplemente rellena el siguiente formulario:





* Campos requeridos

Puedes usar estas etiquetas XHTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>.

No hay trackbacks

Para notificar de una mención en tu blog a esta entrada, habilita la notificación automática (Opciones > Discusión en WordPress) o especifica esta url de trackback: http://​www.tiempoyquimera.com/​10-anos-sin-enrique-urquijo/​trackback/