Por Efrén, hace 6 años y 11 meses

«La naranja mecánica» de Anthony Burgess.

Inauguramos sección en el blog, «sábado con libro», con La naranja mecánica (A Clockwork Orange en su versión original). En realidad esta entrada es una reseña que hice para el club de lectura del Colectivo Ramon Llull que se reúne en la Llibreria Ramon Llull de Valencia y que está abierto a todo aquel que quiera participar.

La naranja mecánica es uno de esos libros que todo el mundo conoce porque en los 70 se hizo una versión cinematográfica que ha tenido bastante difusión (en mi caso y en el de la mayoría de gente que conozco gracias a un pase en video). Por si esto fuera poco, esta versión la concibió y dirigió un genio del cine, Stanley Kubrick. Además la película provocó una verdadera conmoción en  el momento de su estreno por su estética, montaje, música y un tratamiento de la violencia totalmente innovadores que han hecho que perdure como una referencia clave dentro de la historia del cine.

La Naranja Mecanica Kubrick

 

 

El caso es que la película de Kubrick llegó a eclipsar a la novela en que se basaba e incluso al resto de la obra literaria del autor de la misma, Anthony Burgess. Hasta el punto de que Burgess llegó a repudiar su novela y a lamentar  que el lapso de tiempo que había pasado desde que la escribió en 1962 no hubiera «bastado para borrarla de la memoria literaria del mundo». Me permito un consejo si decidís leeros La naranja mecánica: saltaros la introducción del autor que antecede al texto (al menos en la edición de bolsillo de Ediciones Minotauro) porque va a condicionar vuestra lectura. Yo en todo caso la dejaría para el final. Y una sugerencia: si podéis, haceros con la banda sonora original de la película (yo la conseguí en la biblioteca pública de la calle del Hospital) y utilizadla como música de fondo. En el libro la música tiene una importancia capital, sobre todo las composiciones de Ludwig van Beethoven y escucharlas mientras leéis merece la pena.

.La Naranja Mecanica

La verdad es que John Anthony Burgess Wilson (éste era el verdadero nombre del autor) volcó mucho de su experiencia personal en este libro. Este escritor inglés nacido en Manchester en 1917 y que perdió a su madre y a su hermana a la edad de un año, fue criado por su tía materna hasta que su padre se volvió a casar unos años después. En su infancia nunca prestó demasiada atención a la música hasta que un día oyó en una radio que el mismo se había construido el Prélude à l'après midi d'un Faune de Claude Debussy. Esta escucha le causa una impresión tan profunda que decidió hacerse compositor y aprendió a tocar el piano de forma autodidacta (en el transcurso de su vida escribió dos sinfonías y varias sonatas y conciertos). Como no le admitieron para realizar estudios de música en la universidad, se matriculó en lengua y literatura inglesa y obtuvo una licenciatura en artes. En la universidad conoció a Lynne Isherwood Jones, con la que se casaría en 1942.

En 1940 es llamado a filas y permanecería en el ejército hasta 1946. Prestó sus servicios en el servicio médico y en el cuerpo de educación del ejército y fue destinado a Gibraltar. Precisamente en 1944, durante su estancia en ese destino, su mujer fue atacada y violada por un grupo de soldados estadounidenses que habían desertado y sufrió un aborto a consecuencia de la paliza que le pegaron. Burgess reproduciría en cierta manera esta horrible experiencia personal en uno de los pasajes más importantes de La naranja mecánica en el que Álex y sus drugos se cuelan en la casa de un escritor que precisamente está escribiendo un libro con el mismo título, violan a su mujer ante sus ojos y les dan una paliza a ambos.

En el ejército también repararon en su facilidad para los idiomas y estas habilidades lingüisticas fueron requeridas por los servicios de inteligencia. Burgess era un políglota consumado y además del inglés hablaba también malayo, ruso, francés, alemán, español, italiano, japonés y un poco de hebreo, chino, sueco y persa. Esa facilidad con los idiomas le sirvió para conseguir otro de los hallazgos de esta novela que no es otro que el nadsat, la jerga que utilizan Álex y sus amigos y cuyas palabras son adaptaciones de vocablos eslavos, en especial del ruso (como curiosidad, Burgess también se inventó el ulam, el lenguaje prehistórico que utilizan los personajes de la película En busca del fuego de Jean-Jacques Annaud).

Tras regresar a la vida civil ejerció como profesor en Inglaterra y a partir de 1954, entró a formar parte del servicio colonial británico y se dedicó a dar clases en Malasia y posteriormente en Brunei. En 1959 sufrió un colapso mientras impartía una clase. Le diagnosticaron un tumor cerebral y le concedieron un año de vida (aunque acabaría muriendo en 1993) por lo que decidió dedicarse plenamente a la literatura con el objetivo de ganar dinero suficiente para asegurarle la vida a su futura viuda. Ahí empezó una prolífica carrera como escritor, aunque ya había escrito tres obras con anterioridad (lo que se conoce como la Trilogía Malaya), que abarca más de cincuenta títulos.

Volviendo a La naranja mecánica y teniendo en cuenta que fue escrita en 1962, se trata de una novela moderna y en cierta manera premonitoria. El hecho de que el personaje principal, Álex, se comporte durante gran parte del libro como un personaje amoral, totalmente opuesto a un héroe no deja de ser sorprendente teniendo en cuenta que se escribió hace casi cincuenta años. Y aunque se equivoca en algunos aspectos, esa sociedad futura mezcla del sistema liberal occidental y del sistema socialista del bloque soviético adelanta comportamientos y situaciones que vivimos actualmente.

Además el autor, a través de sus personajes, transmite ideas llenas de fuerza o que se adelantaban a su tiempo. Por ejemplo, la queja del vagabundo que antes de recibir una paliza a manos de Álex y sus secuaces grita: «¿Qué clase de mundo es éste? Hombres en la Luna y hombres que giran alrededor de la tierra como mariposas alrededor de una lámpara, y ya no importa la ley y el orden en la tierra.» O cuando Álex se pasea impunemente por la noche con su drugos entre los bloques de viviendas y nos explica que «Esa noche pasaban lo que solían llamar un programa mundial, porqué todos los habitantes del mundo podían ver si lo deseaban el mismo programa (...) todo esto, hermanos míos, lo soltaban al espacio exterior usando satélites especiales para la tele.» ¿Cómo no pensar, al leer esa frase, en los mundiales de fútbol que están a la vuelta de la esquina? Y cuándo nuestro personaje se refiere a los periódicos: «Traía lo habitual acerca de la ultraviolencia, las huelgas y los asaltos a bancos, y los futbolistas que paralizaban de miedo a todo el mundo amenazando con no jugar el domingo próximo si no obtenían aumento de sueldo(...)». El tratamiento que el autor da a la idea del bien, el mal y el libre albedrío, la estructura en forma de fábula de la novela y el tan comentado capítulo final son temas en los que no voy a entrar porque creo que no se trata de destripar el libro, si no de que lo leáis si os apetece.

A mi personalmente me ha gustado y me han entrado ganas de leer más cosas de Anthony Burgess. Quizás después de leer La naranja mecánica estaría bien visionar la película de Kubrick, un asunto que tenemos pendiente los miembros de este club. Como despedida ahí van las imágenes iniciales de la película con la música de Walter/Wendy Carlos (en su versión con sintetizadores de Music for the Funeral of Queen Mary de Henry Purcell que forma parte de la banda sonora).

Por Germán, hace 6 años y 11 meses

The Psychedelic Furs - «Pretty in Pink»

Casi destrocé el single de tanto escucharlo en el tocadiscos de casa, qué antiguo ha sonado esto. Pero fue así, no dejé de poner «Pretty in Pink» de The Psychedelic Furs durante meses.

Me los había presentado un amigo de la adolescencia, que tristemente perdimos para siempre aquel verano de 1986, cuando Psychedelic Furs publicaron su disco Talk Talk Talk en el que estaba esta canción. Luego llegaron más discos, alguna camiseta y un directo en el mítico Arena Auditorium que compartí con mi amigo Titín.

ThePsychedelicFurs

Banda británica, fundada a finales de los 70, su música se encuadró en el llamado post-punk. Sus influencias van desde sonido agresivo de los Sex Pistols, pasando por el glam de David Bowie o Roxy Music, hasta el rock psicodélico. El núcleo original estaba formado por los hermanos Butler, Richard y Tim, y John Ashton.

«Pretty in Pink» es uno de sus más famosos singles, publicado por primera vez en 1981 y reeditado en 1986, tuvo tanto éxito que hasta inspiró una película con el mismo título.

A finales del los 90 se separaron, había pasado su momento, pero como suele suceder en muchos casos se han vuelto a juntar, incluso tocaron en el Festival de Benicassim de 2009.

Me gustaban y me gustan, en los 80 sonaban distintos, sobre todos sus primeros discos. Su música siempre me ha cautivado, marcó mi adolescencia, con sus guitarras afiladas, agresivas sin dejar de sonar comerciales, ese saxofón muchas veces claustrofóbico, esos ritmos oscuros, esa imagen impactante para alguien que acababa de salir del colegio para entrar al instituto.

Os dejo con «Pretty in Pink».

http://www.youtube.com/watch?v=khEZyrHLonk

Caroline laughs and it's raining all day
She loves to be one of the girls
She lives in the place in the side of our lives
Where nothing is ever put straight
She turns herself round and she smiles and she says
'This is it, that's the end of the joke'
And loses herself in her dreaming and sleep
And her lovers walk through in their coats

She's pretty in pink
Isn't she
Pretty in pink
Isn't she

All of her lovers all talk of her notes
And the flowers that they never sent
And wasn't she easy
And isn't she pretty in pink
The one who insists he was first in the line
Is the last to remember her name
He's walking around
In this dress that she wore
She is gone
But the joke's the same

Pretty in pink
Isn't she
Pretty in pink
Isn't she

Caroline talks to you softly sometimes
She says 'I love you' and 'Too much'
She doesn't have anything you want to steal
Well, nothing you can touch
She waves
She buttons your shirt
The traffic is waiting outside
She hands you this coat
She gives you her clothes
These cars collide

Pretty in pink
Isn't she
Pretty in pink
Isn't she

Por Efrén, hace 7 años

Jefferson Airplane - «White Rabbit»

Hoy en la canción de los martes «White Rabbit» de Jefferson Airplane, un tema de una de las bandas pioneras del rock psicodélico que aparece en su álbum de 1967 «Surrealistic Pillow» y que es una buena muestra de aquel «verano del amor» que se vivió en San Francisco a finales de los 60.

Jefferson Airplane

¿A qué viene está elección? Pues tiene mucho que ver con el cine. La primera vez que oí está canción, que yo recuerde, fue en la banda sonora de «Platoon» (1986) de Oliver Stone, una película de la que guardo muy buen recuerdo en la que un jovencísimo Charlie Sheen es enviado a la guerra de Vietnam (siguiendo la estela de Martin Sheen, su padre en la vida real, que protagonizó »Apocalipsis Now») y vive unas experiencias que le marcarán para siempre bajo la influencia de dos personajes antagónicos: el sargento Elías (genial William Dafoe) y el sargento Barnes (muy bien interpretado por Tom Berenger). Tras su inclusión en la banda sonora, «White Rabbit» fue recuperada e incluso se realizó un videoclip que incluía imágenes de la película y de una actuación de Jefferson Airplane en televisión. Ahí va el video:

El caso es que no hace mucho ví «A Serious Man» («Un Hombre Serio» - 2009) de los hermanos Coen, una buena película que ha pasado bastante desapercibida, con una ambientación muy cuidada de mediados de los 60 donde ocupan una parte central las canciones de Jefferson Airplane, en particular «Somebody to Love». Cuando le comenté esto último a un amigo, enseguida me preguntó: «¿Y salía White Rabbit?». Recuerdo que le contesté: «No. ¡Hubiera sido ya la hostia!».

Pero vamos con la banda y la canción. El grupo se formó en 1965 en la ciudad de San Francisco, en plena efervescencia del movimiento folk en esa ciudad. Su fundador fue Marty Balin, quien tras debutar como cantante en solitario decidió montar un grupo de folk-rock siguiendo los pasos de The Byrds y otras bandas similares. Reclutó a otros músicos como los guitarristas Paul Kantner y Jorma Kaukonen, la cantante Signe Toly Anderson, el bajista Bob Hearvey (posteriormente sustituido por Jack Casady) y el batería Jerry Peloquin que a las pocas semanas sería reemplazado por Skip Spence (quien finalmente dejaría su puesto a Spencer Dryden). Aunque el verdadero punto de inflexión lo marcó la entrada de Grace Slick como sustituta de Signe Toly Anderson, tras el abandono de esta última al nacer su hija. Grace, ex-modelo y cantante de la banda The Great Society, aportó su imagen y carisma, una voz increíble y los dos mayores éxitos de los Jefferson Airplane que ya tocaba con su antiguo grupo: «White Rabbit» y «Somebody to Love»

La canción, que alcanzó el número 8 de las listas de éxitos de los Estados Unidos en 1967 fue escrita por Grace Slick. En la letra mezcla los efectos alucinógenos de las drogas con los personajes y las situaciones de los libros «Alicia en el País de las Maravillas» y «A través del espejo» de Lewis Caroll. La misma Grace reconoció posteriormente que le leían estos libros cuando era una niña y que esas lecturas la marcaron profundamente. El hipnótico ritmo y la música de «White Rabbit» refuerzan aún más la letra, con esa estructura rítmica similar a la del «Bolero» de Ravel: ahora no recuerdo donde leí (¿Quizás en un Ruta 66?) que la música se compuso tras escuchar durante varias horas seguidas esta obra de Maurice Ravel después de tomar LSD. En definitiva una canción fantástica, reflejo de toda una época.

A continuación una actuación de Jefferson Airplane interpretando «White Rabbit».

Y otra interpretación de esta canción en el Festival de Woodstock. Una actuación de la que Grace Slick y Spencer Dryden no estaban muy satisfechos, más que nada porqué tuvieron que tocar casi al alba, en lo que Grace definió como «música maníaca por la mañana». A pesar de los acoples y el deficiente sonido destacan poderosamente la voz y la presencia física de Grace.

Para finalizar la letra de «White Rabbit» («Conejo Blanco») y su traducción:

One pill makes you larger (Una pastilla te hace más grande)

And one pill makes you small (Y otra te hace pequeño)

And the ones that mother gives you (Y las que te da tú madre)

Don't do anything at all (No te hacen nada)

Go ask Alice (Ve y pregúntale a Alicia)

When she's ten feet tall (Cuando mida diez pies)

And if you go chasing rabbits (Y si andas persiguiendo conejos)

And you know you're going to fall (Y sabes que vas a caerte)

Tell 'em a hookah smoking caterpillar (Diles que una oruga que fumaba un narguile)

Has given you the call (Te había llamado)

Call Alice (Llama a Alicia)

When she was just small (Cuando aún era pequeña)

When men on the chessboard (Cuando los hombres del tablero de ajedrez)

Get up and tell you where to go (Se levanten y te digan dónde ir)

And you've just had some kind of mushroom (Y acabes de comerte cierta clase de hongos)

And your mind is moving low (Y tu mente se relaje)

Go ask Alice (Ve y pregúntale a Alicia)

I think she'll know (Creo que ella lo sabrá)

When logic and proportion (Cuando la lógica y la proporción)

Have fallen sloppy dead (Hayan caído y muerto de forma patética)

And the White Knight is talking backwards (Y el Caballero Blanco esté hablando al revés)

And the Red Queen's «off with her head!» (Y la Reina Roja grite su «¡Qué le corten la cabeza!»)

Remember what the dormouse said: (Recuerda lo que dijo el lirón)

Feed your head (Deja volar tu mente)

Feed your head (Deja volar tu mente)

Por Efrén, hace 7 años

Quico Pi de la Serra - «Si els fills de puta volessin no veuríem mai el sol»

Hoy en la canción de los martes «Si els fills de puta volessin no veuríem mai el sol» (en castellano «Si los hijos de puta volasen nunca veríamos el sol») de Quico Pi de la Serra. Esta canción, cuyo título está sacado de un refrán popular, tiene una letra que últimamente me viene siempre a la cabeza cuando oigo hablar a ciertos políticos, ex-presidentes del gobierno, jerarcas de la iglesia, dirigentes empresariales, directores de bancos, representantes de organismos económicos internacionales y otra fauna similar.

El caso es que cuando la escuchas parece que Francesc Pi de la Serra i Valero (verdadero nombre de Quico Pi de la Serra) la acaba de escribir a pesar de que apareció en su álbum en directo «Pi de la Serra a Madrid», publicado en 1977, en los inicios de la transición. Al parecer, aunque han pasado más de treinta años las cosas no han cambiado tanto y está crítica de la dictadura franquista (Franco había muerto dos años antes), de la economía y de la sociedad de finales de los 70 sigue estando vigente.

Pi De La Serra A Madrid

Pero antes que nada, vamos a ver quien es Pi de la Serra. Nació en 1942 en Barcelona y estudió en el Liceo Francés de esta ciudad. Formó parte del grupo de cantantes conocido como «Els Setze Jutges», donde coincidió entre otros con Joan Manuel Serrat, Lluís Llach y María del Mar Bonet (empezó como guitarrista, porque era uno de los mejores del grupo con este instrumento, aunque al final acabó cantando también) y es uno de los referentes de la Nova Cançó. Desde 1967 en que apareció su primer L.P. ha publicado casi veinte álbumes y sigue en activo en la actualidad.

Y para demostrar que está canción aún sigue vigente, un video de Quico Pi de la Serra interpretándola en un acto de apoyo al juez Baltasar Garzón que se celebró en la Universidad de Barcelona el 20 de abril pasado y en el que también participó Paco Ibáñez (que aparece justo detrás en la grabación). Ya sé que este juez no es santo de la devoción de todo el mundo y que algunas de sus acciones y autos son discutibles, pero que la Falange, el partido único de la dictadura, haya conseguido llevar a los tribunales al primer juez que se ha atrevido a investigar los crímenes del franquismo es motivo más que suficiente para cantar que «si els fills de puta volessin no veuríem mai el sol».

Para terminar la letra de la canción y su traducción:

«Si algú se sent al·ludit, i té ales que no voli (Si alguien se da por aludido y tiene alas, que no vuele)

El refrà que cantaré es adagi de carrer, ja me'l deien al bressol (El refrán que cantaré es adagio de la calle, ya me lo decían en la cuna)

Si els fills de puta volessin no veuríem mai el sol (Si los hijos de puta volasen nunca veríamos el sol)

Potser ens ajupim sovint, (Puede que nos agachemos a menudo,)

no es per hàbit ni caprici (no es por costumbre o capricho)

Que es per esquivar el calbot, (Es para esquivar la colleja,)

i esperar el moment propici tan si es vol com si no es vol (y esperar el momento propicio tanto si se quiere como si no)

Si els fills de puta volessin no veuríem mai el sol (Si los hijos de puta volasen nunca veríamos el sol)

Al camp la fruita es podreix, (En el campo la fruta se pudre,)

hi ha massa intermediaris (hay demasiados intermediarios)

No hi ha planificació (No hay planificación)

Això diuen els diaris i així resa el camperol (Eso dicen los periódicos y así reza el agricultor)

Si els fills de puta volessin no veuríem mai el sol (Si los hijos de puta volasen nunca veríamos el sol)

A Suïssa han ingressat, (En Suiza han ingresado,)

mils de milions a cabassos (Miles de millones a espuertas)

Després diuen que es l'obrer, (Después dicen que es el obrero,)

el culpable dels fracassos i la manca de control (el culpable de los fracasos y la falta de control)

Si els fills de puta volessin no veuríem mai el sol (Si los hijos de puta volasen nunca veríamos el sol)

A ciutat anem de cul, (En la ciudad vamos de culo,)

ningú s'aclareix tot falla (nadie se aclara y todo falla)

Ja no podem respirar, (Ya no podemos respirar,)

tothom mes o menys la balla de l'Agost fins al Juliol (Quien más quien menos la baila desde agosto hasta julio)

Si els fills de puta volessin no veuríem mai el sol (Si los hijos de puta volasen nunca veríamos el sol)

Surten al carrer estant, (Salen a la calle,)

cansats de falses promeses (cansados de falsas promesas)

Sona un tret com un fuet, (Suena un tiro como un latigazo,)

i cau mort, les mans esteses, (Y cae muerto con las manos extendidas)

deixa dona, fill i dol (Deja mujer, hijo y duelo)

Si els fills de puta volessin no veuríem mai el sol (Si los hijos de puta volasen nunca veríamos el sol)

Heu d'oblidar si podeu, (Hay que olvidar si podéis,)

aquests 40 anys de gloria (estos 40 años de gloria)

A mi no em preocupa gens, (A mi no me preocupa,)

perquè tinc mala memòria i el cap dur com un pinyol (porqué tengo mala memoria y la cabeza muy dura)

Si els fill de puta volessin no veuríem mai els sol (Si los hijos de puta volasen nunca veríamos el sol)

La unitat no te destí, (La unidad no tiene destino)

l'univers no es cap llimona (El universo no es un limón)

Tinc un passaport que diu: (Tengo un pasaporte que dice:)

Ha nascut a Barcelona i per tant es espanyol (Ha nacido en Barcelona y por tanto es español)

Si els fills de puta volessin no veuríem mai el sol (Si los hijos de puta volasen nunca veríamos el sol)

Jo cada cop veig mes clar, (Cada vez lo veo más claro,)

el poble diu el que pensa (el pueblo dice lo que piensa)

Hem aprés aquest proverbi (Hemos aprendido este proverbio)

I amb mútua complaença cantem com un home sol (y con mutua complacencia cantemos como un solo hombre)

Si els fills de puta volessin no veuríem mai el sol (Si los hijos de puta volasen nunca veríamos el sol)

Por Germán, hace 7 años

The Jesus and Mary Chain - «Happy When It Rains»

Hoy como ayer anuncian lluvia, al menos en Valencia. A mi la lluvia me gusta, por eso cuando llueve suelo canturrear esta canción. Hoy en la canción de los martes The Jesus and Mary Chain y su fantástica «Happy when it rains».

Durante un tiempo tuve una forma curiosa de descubrir grupos y música, me guiaba por las portadas de los discos, si me gustaba la portada, me compraba el disco, así de fácil y así de difícil. Y he de decir que jamás me equivoqué. Así descubrí a The Jesus and Mary Chain y me compré su primer disco «Psychocandy», en la mítica tienda de vinilos Ámsterdam en Valencia. Creo fue en 1987, desde entonces también ha llovido.

The Jesus And Mary Chain Psychocandy

Originarios de Escocia, comenzaron a hacer ruido, nunca mejor dicho, a mediados de los 80. La banda liderada por los hermanos Jim y William Reid, se convirtió en uno de los modelos del noise-pop dentro de la música independiente. Siguiendo los cánones básicos de la composición pop y su sentido melódico ensuciaron deliberadamente sus composiciones con toneladas de distorsión.

Me gustan sobre todo sus dos primeros discos Psychocandy (1985) y Darklands (1987) donde se incluye «Happy when it rains», además los escucho con cierta frecuencia, sobre todo cuando llueve.

http://www.dailymotion.com/video/xcycu3_the-jesus-and-mary-chain-happy-when_music

Step back and watch the sweet thing
breaking everything she sees
she can take my darkest feeling
tear it up till I'm on me knees
plug into her electric cool
where things bend and break
and shake to the rule

Talking fast couldn't tell me something
I would shed my skin for you
talking fast on the edge of nothing
I would break my back for you
don't know why, don't know why
things vaporise and rise to the sky

And we tried so hard
and we looked so good
and we lived our lives in black
but something about you felt like pain

You were my sunny day rain
you were the clouds in the sky
you were the darkest sky
but your lips spoke gold and honey
that's why I'm happy when it rains
I'm happy when it pours

Looking at me enjoying something
that feels like feels like pain
to my brain

And if i tell you something
you take me back to nothing
I'm on the edge of something
you take me back
and I'm happy when it rains

← Anterior 01 02 03 04 05 ... 11 Siguiente →