Por Efrén, hace 10 años y 10 meses

The White Stripes - «Fell in love with a girl»

A raíz de la aparición de una lista con los 25 mejores videoclips de la década promovida por una conocida marca de cerveza, me reencontré con esta increíble canción de The White Stripes, a la que no desmerece en absoluto el fantástico video del director Michel Gondry elaborado con piezas de Lego.

Así que hoy, en «la canción de los martes», vamos a hablar de «Fell in love with a girl». Una canción enérgica y contundente en la que sólo intervienen la guitarra y la batería de los «supuestos» hermanos White, como es habitual en la mayoría de las composiciones de este grupo de garaje rock de Detroit: Jack White, alias de John Anthony Gillis a la guitarra y voz y Meg White (Megan Martha White, que estuvo supuestamente casada con el anterior y de quien por lo visto Jack tomó el apellido) a la batería y los coros.

whitestripes

Esta canción figuraba en el tercer albún de la banda, «White Blood Cells», que se publicó en 2001 y con el que aumentaron significativamente su fama. Para realizar el videoclip de la misma eligieron al francés Michel Gondry, un experimentado director que ya había realizado videos musicales para artistas como Inspiral Carpets, Les Négresses Vertes, Black Crowes, Björk, Neneh Cherry, Foo Fighters, Beck o The Rolling Stones entre otros. Además, Gondry también ha dirigido películas como «Human Nature» («Naturaleza Humana» - 2001), la estupenda «Eternal sunshine of the spotless mind» (de 2004, estrenada como «Olvídate de mí» en nuestro país), «La science des rêves» («La ciencía del sueño» - 2006) y «Be kind Rewind» («Rebobine, por favor» - 2008)

En cuanto al videoclip, está casí enteramente realizado con piezas de Lego en continua animación, aunque en la cuenta hasta cuatro que da inicio a la canción aparece un niño manipulando las piezas. En el mismo predominan los colores blanco, rojo y negro característicos de la banda y algunas figuras que recrean a Jack y a Meg White están tremendamente conseguidas. Pero como lo mejor es verlo para disfrutar de las imagenes y de la canción, ahí va.

A continuación un extracto del making del videoclip, con entrevistas a Jack White, Meg White y Michel Gondry.

Para finalizar y como es costumbre, la letra de «Fell in love with a girl»:

Fell in love with a girl (Mé enamoré de una chica)

Fell in love once and almost completely (Mé enamoré una vez y casí completamente)
She's in love with the world (Ella estaba enamorada de todo el mundo)
But sometimes these feelings (Pero a veces esos sentimientos)
Can be so misleading (Pueden ser muy engañosos)
She turns and says «are you alright?» (Se giró y me dijo «¿Te encuentras bien?)
I said «I must be fine cause my heart's still beating» (Dije «Debo estar bien, porqué mi corazón sigue latiendo)
She says «come and kiss me by the riverside, (Dijo «Ven  y bésame cerca de la orilla,)
Bobby says it's fine he don't consider it cheating now» (Bobby dice que esto está bien y que no piensa que así le esté engañando ahora)

Red hair with a curl (Pelirroja con rizos)
Mellow roll for the flavor (Un panecillo de sabor dulce)
And the eyes for peeping (Y ojos para mirar furtivamente)
Can't keep away from the girl ((No puedo alejarme de esta chica)
These two sides of my brain (Los dos lados de mi cerebro)
Need to have a meeting (Tienen que encontrarse)
Can't think of anything to do (No puedo pensar en qué hacer)
My left brain knows that (El lado izquierdo de mi cerebro sabe que)
All love is fleeting (Todo amor es pasajero)
She's just looking for something new (Ella sólo está buscando algo nuevo)
And I said it once before (Y eso ya lo dije una vez, antes)
But it bears repeating now (Pero cuesta soportarlo ahora)

 

Por Efrén, hace 10 años y 10 meses

«Píldoras Azules» de Frederik Peeters

Hoy, en «el cómic de los jueves», con un ligero retraso motivado por problemas logísticos varios (entre ellos el visionado de la película «Celda 211» de Daniel Monzón, recomendable aunque con algún reparo) y por la necesaria relectura del cómic, vamos a hablar de «Píldoras azules» de Frederik Peeters.

pildoras-azules-2

Para variar, no se trata de una novedad, puesto que se publicó en 2001 (bajo el título de «Pilules bleues» en su edición original) y fue editado en nuestro país por Astiberri Ediciones en enero de 2004, aunque cuando me hice con un ejemplar iban ya por la cuarta edición.

¿De qué nos habla en este cómic el suizo Frederik Peeters? (si vaís al enlace de su web nos dice que la ha cerrado y nos remite a sus cómics ¡Qué tío!). Pues de cosas cotidianas desde un punto de vista autobiográfico : de una historia de amor que se materializa en una relación de pareja, de los lazos que se establecen con el hijo de su compañera, de la amistad, de la madurez,  del sexo y sobre todo del SIDA y de como éste afecta a sus vidas.

Porque el gran logro de este cómic es que el autor nos habla del SIDA desde una perspectiva cercana, más que nada porqué sabe lo que es convivir con alguien que lo ha contraído, sin minimizar lo que significa ser seropositivo pero sin caer en el melodrama más rancio o en el morbo puro y duro. Peeters consigue desmitificar esta enfermedad, quitarle ese halo trágico y mortal, aclarando dudas y despejando errores (la figura del médico y la metáfora del «rinoceronte blanco» o la conversación con el «mamuth» son impagables) pero mostrándonos también sus miedos, sus reacciones y como han evolucionado sus sentimientos y su forma de pensar.

Como muestra, una plancha.

Pildoras Azules de Peeters

En definitiva una obra valiente e imprescindible, ganadora del premio Jules Töpffer de la Villa de Ginebra en 2001 y nominada a los premios Alph'Art al mejor álbum en el Salón del Cómic de Angoulême en 2002 y a la mejor obra extranjera en el Salón Internacional del Cómic de Barcelona en 2005. Un cómic que debería ser de lectura obligatoria.

Si quereis leer más cosas de Peeters, ahí van algunas recomendaciones: Constellation, los cuatro volúmenes de Lupus, el policiaco Riyad-Sur-Seine, el volumen recopilatorio Dándole vueltas, o el inclasificable Paquidermo.

Sin olvidar su blog Portraits as Living Deads, que dió por finalizado en mayo de 2009 y en el que se dedicó a dibujar a toda una serie de personajes famosos con aspecto de zombi, que sé que a más de uno le encantará... Como muestra, su autorretrato a continuación.

living-dead

Por Efrén, hace 10 años y 10 meses

Question Mark and The Mysterians - «96 tears»

Hoy en «la canción de los martes» vamos a hablar de un clásico de la música de garaje, «96 tears», del grupo Question Mark and The Mysterians (la traducción literal sería «96 lágrimas» de algo así como Punto de Interrogación y Los Misteriosos aunque en grabaciones posteriores en español se hicieron llamar Mark y Los Misteriosos. ¡Toma ya!). Esta banda formada en el año 1962 en Flint, Michigan, por músicos de orígen mexicano obtuvo su mayor éxito en octubre de 1966 con esta canción, que alcanzó el primer puesto en las listas de ventas de los Estados Unidos y que se ha convertido con el paso del tiempo en parte del repertorio clásico de los grupos de garaje, siendo versioneada cientos de veces.

question-mark-the-mysterians

La verdad es que no estoy hablando de ella porqué se haya cumplido alguna efemérides o conmemoración especial, sino porqué hace un par de días, oyendo uno de los cds del recopilatorio Nuggets de grupos de los 60 en casa de un amigo, me vino a la mente, la busqué en internet para oírla y desde entonces no consigo quitármela de la cabeza.

¿Qué la hace tan especial? Pues la verdad es que no hay una respuesta fácil y sencilla a esto. Tiene una instrumentación básica de guitarra, bajo, batería y a mi parecer lo más destacable es esa melodía repetitiva de un órgano Vox, tremendamente pegadiza, con la que comienza la canción y que se repite, con alguna variación, a lo largo de la misma.

Y tampoco hay que olvidarse de la voz quejumbrosa del cantante, Rudy Martínez, que acompaña perfectamente  la letra de la canción. Como curiosidad señalar que el tal Rudy, todo un personaje, se rebautizó oficialmente así mismo como «?», que entre otras rarezas nunca aparece sin gafas de sol y que ha llegado a afirmar que es un extraterrestre que en una vida anterior vivió en la época de los dinosaurios... Sin olvidar que el nombre del grupo viene de The Mysterians, una película de ciencia ficción japonesa de finales de los 50 en la que los habitantes del planeta Mysteroid, que ha sido destruido, llegan a la tierra para conquistarla.

Pero vamos, excentricidades aparte, ahí va un video del grupo interpretando la canción, probablemente para un show televisivo. Aunque la calidad de la imagen no es muy buena y he encontrado filmaciones posteriores mejores, creo que es un buen documento del momento en que «96 tears» triunfó.

Pero como suele ser habitual con la mayoría de los clásicos del garaje, he de reconocer que en su momento no descubrí «96 tears» escuchando la canción original de Question Mark and The Mysterians, sino a través de una versión de  1990 de uno de los grupos precursores del punk rock, The Stranglers, bastante respetuosa con la original, pero con una producción más «actual» y unos arreglos de viento que encajan perfectamente y que consiguen que destaque de entre el resto de versiones. Y por ello, no puedo resistirme a colgarla a continuación.

Como siempre, para terminar, la letra de «96 tears» con su correspondiente traducción propia:

Too many teardrops for one heart to be cryin' (Demasiadas lágrimas para ser lloradas por un corazón)
Too many teardrops for one heart to carry on (Demasiadas lágrimas para ser soportadas por un corazón)
You're way on top now (Ahora estás arriba)
Since you left me (Desde que me dejaste)
You're always laughin' (Te estás riendo siempre)
Way down at me (De mí, aquí abajo)
But watch out now (Pero vete con cuidado)
I'm gonna get there (Voy a llegar donde tú estás)
We'll be together (Estaremos juntos)
For just a little while (Sólo un momento)
And then I'm gonna put you (Y después te mandaré)
Way down here (Para abajo)
And you'll start cryin' (Y empezarás a llorar)
Ninety-six tears (96 lágrimas)
Cry (Llora)
Cry (Llora)

And when the sun comes up (Y cuando amanezca)
I'll be on top (Yo estaré arriba)
You'll be way down there (Tú estarás abajo)
Lookin' up (Alzarás la vista)
And I might wave (Y puede que te haga señas)
Come up here (Para que subas aquí)
But I don't see you (Aunque no te veo)
Wavin' now (Ahora mismo,haciendo señas)
I'm way down here (Hacía abajo, donde yo estoy)
Wonderin' how (Preguntándote como)
I'm gonna get you (Voy a llegar hasta tí)
But I know now (Ahora lo sé)
I'll just cry, cry, I'll just cry (Sólo lloraré y lloraré)

Too many teardrops for one heart to be cryin' (Demasiadas lágrimas para ser lloradas por un corazón)
Too many teardrops for one heart to carry on (Demasiadas lágrimas para ser soportadas por un corazón)
You're gonna cry ninety-six tears (Vas a llorar 96 lágrimas)
You're gonna cry ninety-six tears (Vas a llorar 96 lágrimas)
You're gonna cry, cry, cry, cry, now (Vas a llorar, ahora)
You're gonna cry, cry, cry, cry (Vas a llorar)
Ninety-six tears c'mon and let me hear you cry, now (96 lágrimas, vamos, déjame oirte llorar ahora)
Ninety-six tears, I wanna hear you cry (96 lágrimas, quiero oírte llorar)
Night and day, yeah, all night long (De noche y de día, si, durante toda la noche)
Uh, ninety-six tears cry cry cry (96 lágrimas, llora)
C'mon baby, let me hear you cry now, all night long (Vamos nena, déjame oírte llorar ahora, durante toda la noche)
Uh, ninety-six tears! Yeah! C'mon now (¡96 lágrimas! ¡Sí! ¡Venga, ahora)
Uh, ninety-six tears! (¡96 lágrimas!)

Por Efrén, hace 10 años y 10 meses

El Génesis de Robert Crumb

Hoy, en el «el cómic de los jueves», vamos a hablar de «Génesis» de Robert Crumb. Robert Crumb es uno de los autores de cómics más conocidos, aunque su carrera se ha desarrollado siempre al margen de la industria. En 1968 editó el primer número de su fanzine Zap Comix, cuya publicación se considera como el acta de nacimiento del cómic underground norteamericano. Zap Comix abordaba abiertamente el sexo y la crítica política, lo cual resultó enormemente transgresor en aquellos años, sobre todo si se tiene en cuenta que el cómic en Estados Unidos había estado tradicionalmente orientado a un público juvenil.

Tan grande fue la popularidad que alcanzó Crumb que recibió encargos para diseñar portadas de discos de rock; obra suya es la cubierta del álbum Cheap Thrills del grupo Big Brother and the Holding Company, cuya cantante era Janis Joplin. Crumb es también el creador de personajes como Fritz the Cat o Mr. Natural, dibujante de  series por entregas como American Splendor (cómic autobiográfico con guión de Harvey Pekar del que se hizo una adaptación cinematográfica) y de publicaciones como Weirdo.

Y ahora, después de cuatro años de documentación y trabajo, Robert Crumb ha culminado su obra más ambiciosa, «Génesis» (The book of Genesis Illustrated by. R. Crumb en su versión original), una particular adaptación del primer libro del Antiguo Testamento teñida del espíritu de su creador pero fiel al texto original.

Genesis de R. Crumb

Como dice el propio Crumb en la introducción y citando algunos extractos: «Yo, R. Crumb, el ilustrador de este libro, he intentado lo mejor que he podido reproducir todas y cada una de las palabras del texto original, extraído de diversas fuentes... En ciertos pasajes, si creía que mis palabras podían aclarar el sentido del texto he realizado una interpretación propia, pero me he controlado y no me he permitido demasiado a menudo tal ejercicio de creatividad, dejando la a veces enrevesada vaguedad del texto antes que trastear con un texto tan venerable... Si mi interpretación literal y visual del Génesis ofende a algunos lectores, lo que parece inevitable considerando que el texto es reverenciado por mucha gente, sólo puedo decir en mi defensa que me he aproximado a él como un trabajo meramente ilustrativo, sin intención de ridiculizar nada ni hacer bromas visuales. Dicho esto, sé que no puedo gustarle a todo el mundo.»

Más claro, agua. Yo ya me lo he  agenciado y aunque sólo he ojeado las primeras páginas lo recomiendo por  tres razones, a saber:

  1. Disfrutar del trabajo de un gran dibujante como Crumb.
  2. Aumentar los conocimientos sobre un tema del que (al menos en mi caso y creo que en general) la gente no sabe mucho. Yo al menos sólo tengo algunas referencias cogidas de películas, libros, etc pero muy escasas y dispersas. Y como dice el propio Crumb «... es un texto poderoso con muchas capas de significado, que profundizan en nuestro inconsciente colectivo, nuestro inconsciente histórico, si así lo preferís.»
  3. Utilizar esos mismos conocimientos para tener argumentos extra con los que defenderse de esa ofensiva fundamentalista cristiana que están promoviendo en los últimos tiempos. Sobre todo porque en muchos casos esos fundamentalistas no conocen bien esta historia o defienden una versión adulterada y rebajada de la misma.

Queda recomendado. Y como muestra, esta plancha.

Genesis de R. Crumb

Por Germán, hace 10 años y 10 meses

«La tierra está sorda» nuevo disco de Barricada

En la ladera del monte Ezkaba (Navarra), a la sombra del penal franquista de San Cristobal, los presos asesinados o que morían por enfermedades derivadas de su cautiverio eran enterrados con una botella entre las piernas.

Dentro, un simple papel recogía su nombre y las causas de su condena y muerte.

A ese pedazo de tierra se le conoce como «El cementerio de las botellas».

+ La Guerra Civil, según Barricada

+ Barricada

← Anterior 01 ... 07 08 09 10 11 Siguiente →